El Balance de las Prácticas Técnicas y Organizacionales

Added to Process

Mi invitado para la entrevista semanales con personajes de la Agilidad Latinoamericana esta vez fue Diego Fontdevila, que es un practicante de la agilidad que fue de quienes inició la comunidad Agil en su nativa Argentina.


Diego es un profesor universitario y candidato a Doctorado que además co-fundó hace mas de una década Grupo Esfera, una compañía de software que utiliza prácticas de eXtreme Programing para construir software comercial.

Diego decidió hablar en la entrevista acerca de su larga experiencia ayudando a compañía con la adopción Agil. Su camino de aprendizaje le enseño que debe haber un delicado “Balance entre las prácticas técnicas y organizacionales” cuando realmente se quiere abrazar la Agilidad.

Como profesor y candidato a a doctorado que trabaja en su disertación, Diego hizo una amplia investigación acerca de cómo las empresas tratan de adoptar la Agilidad. Diego observó que las empresas se inclinan más por adoptar marcos de trabajo y prácticas que las ayudan a trabajar mejor y de alguna manera simplificar sus procesos a través de la colaboración y el trabajo en equipo. Sin embargo, él también observó que estas mismas empresas deberían batallar más duro para adoptar y mantener en el tiempo prácticas de desarrollo de software.

Diego sostuvo que Agil es fuertemente dependiente de las habilidades y prácticas que tenga un equipo para producir software bien diseñado con pruebas automatizadas y diseños simples para que pueda más fácilmente continuar evolucionando. Diego también sostuvo que si las prácticas técnicas no son mejoradas los equipos no podrán mantener fácilmente sus acuerdos de trabajo.

De acuerdo con Diego prácticas como TDD son difíciles de adoptar porque requieren un cambio dramático en como los desarrolladores crean código; similarmente Programación en Pareja requiere cambios significativos en el estado mental no sólo de los desarrolladores sino también de las empresas que necesitan entender que trabajando en pares se puede crear mejor código. Diego observó que en el otro lado del espectro, prácticas como Integración Continua se sienten más naturales para los desarrolladores y las empresas; incluso Revisión de Código, que no es una practica de XP propiamente, parece sentirse natural para muchos.

Diego dijo que otra consideración importante que previene la adopción completa de prácticas técnicas es que ellas están estrechamente conectadas con la tecnología y los lenguajes de programación, haciéndolas en consecuencia más complejas. Además de eso prácticas cómo TDD requiere que los desarrolladores codifiquen disciplinadamente en incrementos muy pequeños siguiendo un proceso que para muchos puede parecer restrictivo. La investigación de Diego mostró que aún entre los Agilistas la tasa de adopción de éstas prácticas es baja debido a las razones mencionadas anteriormente.

Aún en empresas que dicen hacer Integración Continua, Diego observó que la hacen de una manera que compromete el concepto mismo al crear múltiples ramas de código y dejarlas abiertas por mucho tiempo. Diego añadió que algunas otras empresas dicen hacer Scrum pero no hacen retrospectivas lo cual es una indicación de una adopción parcial.

En un lado más positivo de las cosas, Diego observó que organizaciones que comenzaron por cambiar sus procesos y usar marcos Agiles, y que además persistieron por varios años prestando cada vez más atención a mejorar sus prácticas técnicas, eventualmente consiguieron mejores resultados.

Para cerrar Diego sostuvo que empresas con menos de tres años de adopción Agil tienen un desbalance más grande entre prácticas técnicas y organizacionales, mientras que empresas con más de diez años de adopción Agil parecen haber alcanzado un buen balance de estas prácticas que les permitió cosechar los frutos de la agilidad.


Sobre el Autor/About the Author


Juan es un capacitador, expositor y pensador alternativo. Desde que Juan se expuso a Scrum a principios del 2007 se comprometió a continuar aprendiendo y aplicando Scrum en los equipos y organizaciones donde trabajo. Su camino lo ha puesto en los roles de ScrumMaster, Scrum Trainer, y Product Owner. Juan cumplió el 2014 con todos los requisitos del Scrum Alliance para ser un Certified Scrum Trainer® (CST) y es ademas un LeSS Friendly Scrum Trainer.

Como CST y LeSS Friendly Scrum Trainer Juan ha entrenado a más de cuatro mil trescientos estudiantes en cursos de CLB, CSM, CSPO. A-CSM y A-CSPO en diez países del continente americano. Juan también a dado cursos privados para compañías como: Citibanamex, Marsh, Slalom, Deloitte, Walmart, CGI, SAIC, Express Scripts, T.Rowe Price, Time Warner Cable, ViaSat, Garmin, Moffitt, Kyva Systems, Blue Book Network, Insurance Auto Auctions and BlueCross BlueShield.

Juan fue miembro voluntario del Board de Directores del Agile Alliance donde sirvió por dos periodos consecutivos de tres años hasta el 2019.


The Balance of Technical and Organizational Practices


My guest for our weekly interviews with Latam Agile Luminaries this time was Diego Fontdevila, who is an Agile practitioner who pioneered the Agile community in his home country of Argentina.


Diego is a professor and PhD candidate who also more than a decade ago co-founded Grupo Esfera, a software development company that uses eXtreme Programing practices for building commercial products.

Diego decided to talk in this interview about his long experience helping companies trying to adopt Agile. His learning journey taught him that there has to be a delicate “Balance Between the Technical and Organizational Practices” when truly embracing Agile.

As a professor and also as a PhD candidate working on his dissertation, Diego has done extensive research on how organizations tried to adopt Agile. Diego observed that organizations are more inclined to adopt frameworks and practices that help them to work better and somehow streamline their process by fostering collaboration and teamwork. Nevertheless, he also observed that the same organizations struggle to adopt and maintain software development practices over time.

Diego stated that Agile is heavily dependent on the skills and practices of teams that can produce well crafted software with automated test and simple designs that will more easily allow to continuous evolution. He also pointed out that without improving technical practices teams will have a hard time maintaining their working agreements.

According to Diego practices like TDD are hard to adopt because this requires a dramatic change in how developers code; similarly Pair Programing requires a significant change in mindset, not only from developers but also from organizations that will need to understand that by working in pairs better code can be crafted. Diego observed that on the other side of the spectrum practices like Continuous Integration feel more natural for developers and organizations; even Code Reviews — not an XP practice per se — seems to feel very natural to many.

Diego said that another important consideration that prevents full adoption of technical practices is that they are tightly connected to technology and programming languages and consequently complexity is higher. On top of that, practices like TDD require that developers write disciplined code in very small steps following a process that for many of them might feel constraining. Diego’s research showed that even among the Agile practitioners the adoption rate for those practices is very low for the aforementioned reasons.

Even in the organizations that claimed that do Continuous Integration, Diego observed that they do it a way that compromises the whole concept by creating multiple code branches and leaving them open for too long. Diego added to that that some other organizations claim to do Scrum but don’t hold retrospectives, which is in indication of partial adoption.

On the more positive side of things, Diego observed that organizations which started by changing processes and using Agile frameworks persisted for many years by paying more and more attention to improving their technical practices and better and better results.

In closing, Diego stated that companies with under three years of Agile adoption have a greater unbalance of technical and organizational practices, whereas organizations with around ten years of Agile adoption seem to have achieved a good balance of those practices that enables them to harvest the fruits of Agile.


This is an Agile Alliance community blog post. Opinions represented are personal and belong solely to the author. They do not represent opinion or policy of Agile Alliance.