Artesanía de Software

Tuve el enorme placer de entrevistar a Sandro Mancuso, una de las figuras más prominentes de la comunidad de Artesanía de Software.


Sandro es el autor de “The Software Craftsman”, uno de los libros mas leídos en este campo. Además de ser un autor muy leído, Sandro es un emprendedor que co-fundó Codurance, una empresa de software que sirve a clientes en el Reino Unido y Europa. Sandro nació en São Paulo pero vive hace más de dos décadas en Londres, donde también co-fundó la comunidad de Artesanos de Software. Sandro es además un expositor frecuente en conferencias internacionales.

Sandro comenzó la entrevista contando la historia que originó el surgimiento de Artesanía de Software, en su vision seria mas fácil para la gente entender que es Artesanía de Software si primero entienden las razones detrás de su creación. El punto de inicio fue la creación del Manifiesto Agil en 2001, que fue pensado como un gran paraguas debajo del cual se cobijarían varios métodos iterativos e increméntales para desarrollar software.

El Agilismo fue originalmente una metodología de software, pero con el tiempo marcos de trabajo como Scrum promovieron el énfasis en la comunicación e interacción entre personas haciendo que el Agilismo cobre popularidad. Eso fue bueno porque ayudó a expandir la influencia del Agilismo pero también fue malo porque la gente se olvido del lado técnico. La Artesanía de Software se originó al rededor de 2008 como un intento de recobrar la importancia de las prácticas técnicas que venían de eXtreme Programming (XP).

Sandro continuó explicando que la Artesanía de Software quiere restaurar el balance entre las prácticas humanas y técnicas, ya que estas últimas fueron de alguna manera olvidadas. La Artesanía de Software es entonces un movimiento creado por desarrolladores de software que valoran sobre manera la calidad y el profesionalismo.

De acuerdo con Sandro, Artesanía de Software no es exactamente lo mismo qué XP. Artesanía de Software para él es una mentalidad, una ideología, y la forma de ver desarrollo de software como una profesión. XP por otro lado es una metodología que engloba un conjunto de prácticas técnicas.

Sandro hizo una observación importante, las prácticas son buenas hasta que los practicantes descubren otras mejores. Lo anterior implica entonces que aunque la Artesanía de Software inicialmente se basó en XP, en el futuro continuará evolucionando y posiblemente descubra o desarrolle aún mejores prácticas técnicas.

Sandro también comentó que el Agilismo, Lean, DevOps y otras disciplinas tienen objetivos similares a lo que la Artesanía de Software busca pero desde perspectivas diferentes, siendo que la Artesanía de Software se enfoca en el lado técnico de las cosas al traer el Agilismos al desarrollo de software.

Sandro continuó diciendo que en su opinión el Agilismo se ha enfocado en estos tiempos a optimizar la comunicación entre la gente, Lean se enfocó en mapear flujos de valor e identificar procesos ineficientes, y DevOps se preocupó por mejorar los procesos para la puesta de código en producción. Todos estos enfoques tienden a mejorar diferentes aspectos de los productos que los clientes acabaran recibiendo. Consecuentemente Sandro no cree que los practicantes de todas estas disciplinas deban batallar entre ellos, por el contrario ellos deberían complementarse y colaborar porque al final persiguen el mismo objetivo.

Para Sandro una buena forma de resumir el pensamiento detrás de la Artesanía de Software es hablar acerca de profesionalismo, porque verdaderos profesionales producirán software bien diseñando que sea fácil de entender, probar y cambiar, y que añada constantemente valor para los clientes que lo utilizan. Los profesionales de software crean comunidades de artesanos que tienen la responsabilidad de diseminar el conocimiento que han acumulado a través de mentoría a aprendices de su oficio. Además profesionalismo implica respetar a los clientes y comportarse profesional y responsablemente con ellos. Los profesionales necesitan tomar control completo de sus propias carreras y seguir constantemente aprendiendo para dominar su propia artesanía.

Sandro mencionó que las empresas no deberían mirar a Scrum y XP como soluciones, sino más bien como medios para alcanzar un fin, más importante todavía es que las empresas miren cuales son realmente sus problemas y dolores. Identificar esos problemas, ya sea técnicos o no, abrirá la puerta para comenzar a pensar en soluciones.

Para cerrar Sandro comentó que las empresas deben prestar atención a la Artesanía de Software porque ésta puede ayudar a resolver problemas subyacentes de baja calidad de código. La baja calidad en el software puede limitar seriamente el Agilismo empresarial; si éste es el principal problema que una empresa tiene entonces la Artesanía de Software puede ser considerada una a alternativa de solución válida.


Sobre el Autor: Juan Banda

Juan se especializa en entrenar, mentorear y hacer coaching de equipos Agiles para que en corto tiempo puedan alcanzar resultados asombrosos. Juan es también un agente de cambio que ayuda a que empresas completas vuelquen sus prácticas hacia formas más humanas de trabajo. Juan es un Certified Scrum Trainer (CST) y LeSS Friendly Scrum Trainer. Su formación universitaria incluye un grado de Magister en Administración de Sistemas de Información conferido por The University of Illinois at Chicago.